Postulación

Concurso X Concurso del Fondo de Investigación del Bosque Nativo
Nombre Proyecto 041/2019 RETROALIMENTACIÓN POSITIVA PARA LA RECUPERACIÓN DE LA VEGETACIÓN XEROFÍTICA DE NEBLINA EN EL SEMIÁRIDO CHILENO
Estado Proyecto seleccionado
Monto Solicitado $67.955.872
Línea de Investigación Línea 1. Restauración de bosques nativos o formaciones xerofíticas degradadas
Investigador Responsable Jaime Gonzalo Cuevas Henríquez
Institución Patrocinante Corporación Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas
Resumen Ejecutivo

Los ecosistemas de niebla son aquellos en que las comunidades biológicas obtienen una parte importante de su suministro hídrico a partir de la niebla. Esta cosecha de agua habría sido importante generador de escorrentía superficial en tiempos precolombinos en Chile, dada la ocupación humana en sectores dotados de arroyos y manantiales hoy inexistentes. La situación cambió drásticamente debido a la tala de la flora en siglos pasados, tanto para construcción y calefacción así como para alimentar hornos en la minería. Además, la introducción de herbívoros produjo un deterioro mayor de la vegetación, todo lo cual provocó que actualmente ya no se cuente con una provisión del recurso hídrico de la misma magnitud que antaño, fenómeno exacerbado por la declinación en las precipitaciones en los últimos 150 años. En contraste, de acuerdo al “Atlas del Cambio Climático en las zonas de régimen árido y semiárido” (Santibáñez et al., 2014), en la costa del norte del país el cambio climático provocará una aceleración de los vientos e incremento de la nubosidad, junto a una disminución de las precipitaciones. Tales predicciones hacen esperar un escenario favorable para las plantas que dependen del aporte de agua de la niebla, ya que les permitiría una mayor cosecha del líquido elemento.



          En este proyecto proponemos que el deterioro de la vegetación xerofítica por las causas antes señaladas, determina que por sí sola es incapaz de generar una captura de niebla apreciable, solamente permitiendo entradas hídricas que garantizan su subsistencia. Tal captura puede ser potenciada por el crecimiento de la vegetación en respuesta al riego por obras artificiales como redes atrapanieblas, y en respuesta al manejo cultural de la planta. Una vez producido ese crecimiento de vástago, se hará innecesario el complemento de riego, ya que las plantas generarán su propio mecanismo de autoabastecimiento de niebla. Esto es lo que se conoce como retroalimentación positiva. En consecuencia, nuestro objetivo es evaluar el papel de la vegetación arbustiva de la zona costera de la Región de Coquimbo, como captadora de agua de niebla, los rasgos de arquitectura, manejos culturales y de riego que potencian esta captura, para aumentar la disponibilidad de recursos hídricos tanto para la propia vegetación xerofítica, como para el suelo. Los objetivos específicos serán: i) determinar el ensamble de la flora nativa xerofítica ubicada en los ecosistemas de niebla de la Región de Coquimbo; ii) determinar las especies nativas xerófitas más eficientes para capturar agua a partir de la niebla; iii) determinar los rasgos de arquitectura del vástago y características foliares asociados a una mayor captura de agua de la niebla por parte de las plantas; iv) evaluar los manejos silviculturales y de riego de las especies para potenciar una mayor eficiencia en la captura de agua de niebla; v) evaluar si existen excedentes en el agua capturada por las plantas, que puedan incrementar las reservas del suelo o puedan ser exportados por las quebradas. Como objetivo transversal, se transferirán los resultados de la investigación a productores del secano, viveristas, empresas que desarrollan forestación, servicios públicos, entre otros.



La metodología implica el trabajo en dos zonas representativas de los ecosistemas de niebla de la Región. Se harán catastros de la flora xerofítica que crece en ellos y un análisis de la arquitectura de ramas y foliar. Se evaluará la tasa de captura de niebla con dispositivos de colecta de agua bajo su dosel. La humedad en el suelo se medirá con sensores de registro continuo. Paralelamente, se realizarán ensayos experimentales donde se implementará un manejo de brotes y podas de formación para evaluar el nivel de cobertura del dosel que potencie el papel de atrapanieblas. Además, se implementarán tratamientos con riego y testigo para determinar en qué medida el crecimiento de la planta incide en su tasa de captura de niebla. Por otro lado, se trabajará con miembros de la comunidad humana para las labores de cercado y monitoreo del ensayo, así como en temas de capacitación y divulgación.



Como resultados se esperan un catastro de las especies xerofíticas de los ecosistemas de niebla, la identificación de aquéllas más eficientes para capturarla, una evaluación de los rasgos de arquitectura que les permiten ser atrapanieblas naturales efectivos, y los manejos silviculturales y de riego para potenciar esta captura. También se caracterizará la respuesta del suelo ante el aporte del agua desde la niebla. Por último, se contempla la transferencia de los resultados al sector agroforestal, ambiental y al sector público/privado.



Los impactos esperados serán el aumento de la provisión de recursos hídricos en las zonas restauradas para la propia mantención de las plantas y del suelo. También entregará elementos para procesos de restauración que llevan a cabo instituciones como CONAF, o empresas que desarrollen forestación/reforestación en zonas costeras.